¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

ALGUNOS CONSEJOS

Aquí podrás mantenerte informad@ sobre distintos temas que pueden ser de ayuda.

Me siento triste. ¿Qué hacer para sentirme mejor?

A veces, es normal sentirse triste o ‘bajonead@’. Las emociones son parte de la vida, y muestran que reaccionas a lo que pasa contigo o a tu alrededor. Por ejemplo, cuando nos alejamos de alguien que queremos, cuando no nos resulta aquello que esperábamos, o cuando alguien querido nos hiere; much@s nos sentimos tristes.

En ciertos momentos se hace difícil salir de la tristeza porque mientras deseamos poder sentirnos mejor, igual nos quedamos “pegad@s” con aquello que nos sucedió.

¿Qué hacer para sentirme mejor?

  • Conversa de lo que sientes con alguien de confianza. Hablar puede aliviarte y ayudarte a entender mejor lo que te pasa.
  • Date tiempo. Pelear con lo que sientes puede ser peor. Está bien sentirse triste a veces o (y) llorar si lo deseas. No tienes que sentirte mal por ello. A todos nos pasa.
  • Trata de evitar aquellas cosas que hacen que te sientas mal.
  • Pasa un tiempo con alguien que te haga sentir bien o haz alguna actividad que te gusta.
  • A veces, puede ser bueno darte un tiempo y estar a solas, pero no te quedes demasiado tiempo encerrad@; afuera hay muchas cosas buenas para ti.
  • Ayúdate con tu cuerpo. Prueba respirar profundo, hacer deporte, salir a tomar aire, sol y sonreír.

¿Qué es la depresión?

La depresión es más que sentirse triste por algo que te ha pasado. Es un estado más complicado que lo diagnostica un (a) médic@ o psicólog@.

Los síntomas son parecidos a estar triste y pueden incluir: sentirse ansios@ o triste la mayor parte del tiempo, dejar de interesarte por las cosas que antes te gustaban, sentirte cansad@ o sin energía, comer mucho o muy poco, no poder dormirte o pasar con sueño todo el día, pensar que no vales nada o eres culpable de todo, no querer estar con tus amigos o familia, pensar cosas negativas, enojarte por cualquier cosa, entre otras.

Parece que me siento deprimid@ ¿Qué puedo hacer?

  • Piensa que la tristeza no es para siempre: La depresión tiene tratamiento y siempre hay alternativas para resolver los problemas. No te sentirás siempre así.
  • No tienes porqué vivir esto sol@. Pide ayuda a alguien de confianza, conversa de lo que te pasa.
  • Busca ayuda profesional. Los psicólog@s y otros profesionales de la salud están preparad@s para ayudarte. Además, en Chile la depresión tiene atención gratuita por AUGE. (Pregunta en tu consultorio o Isapre)
  • Trata de a poquito, sin exigirte, hacer cosas que te hagan bien, o te pongan content@. Salir de casa, abrir las cortinas y salir al aire libre, ver amigos, o hacer deporte también te pueden ayudar.

 

Si necesitas hablar con alguien también puedes llamar a Salud Responde (600 360 7777) del Ministerio de Salud http://web.minsal.cl/salud-responde/

Me da vergüenza mi cuerpo, tengo sobrepeso.

A veces, el sentirse incómodo con la propia imagen corporal puede alcanzar especial relevancia, especialmente cuando nos importa qué piensa el resto de nosotr@s. Es sano preocuparse del cuerpo cuando está en juego la salud, si es que la situación ha comenzado a preocuparte más por una exigencia del resto en “tener que verse o ser” de determinada talla o peso, conviene revisar la propia autoestima, la que representa la valoración que hacemos de nosotros mismos.

Algunas características de una autoestima positiva:

  • Sentirse segur@ de sí mism@.
  • Auto-concepto realista de puntos fuertes y débiles.
  • Aceptación de sí mismo y de los demás.
  • Sensación de estabilidad emocional.
  • Sensación de independencia y autonomía.
  • Visión optimista respecto al futuro.
  • Capaz de afrontar problemas.
  • No se hace difícil tolerar las críticas de los demás.

Algunas ideas para considerar:

  • Si sientes que la imagen corporal está sujeta a una situación de salud, conviene consultar a un especialista en nutrición.
  • Si sientes que es más una demanda del entorno, es bueno que consideres la ayuda de un (a) profesional que te pueda escuchar y orientar.

No sé cómo decir NO a mis amigos

En ciertas ocasiones, es complicado tener que ceder a las exigencias de los amigos, sobre todo cuando se trata de tener que hacer cosas que no responden al interés de un@. Precisamente, ese es el momento donde el respeto por las decisiones de los otr@s juega un rol principal, y es que aceptar los gustos e intereses de los otros debe estar siempre presente; aunque no coincida con lo que esperamos.

Ser “asertiv@” tiene por finalidad poder transmitir a los otr@s nuestras ideas, sentimientos o incluso dar a conocer nuestro punto de vista sin herir o perjudicar a los otr@s; es decir, la asertividad está ubicada en el punto medio, entre la agresividad y la pasividad. Comunicar nuestros intereses de una forma asertiva significa hacerlo desde la autoconfianza, entregando un mensaje claro y respetuoso a los otr@s.

Algunas ideas para ser asertiv@:

  • Una forma positiva de comenzar es pensar que quieres pedir algo a tu amig@ y no tienes la convicción de que va a aceptar tu propuesta, aún así eso no es motivo de disgusto, sino una señal que expresar libremente lo que sentimos, que es parte de una amistad sincera.
  • Pedir a tu amig@s lo que necesitas, diciendo lo que piensas y expresando lo que sientes con respeto.
  • Da la opción a que tu amig@s comprendan esto, quizás necesitan tiempo para hacerlo.
  • No seas tan dur@ contigo misms@. Acepta los errores y aciertos como parte de tu propio proceso de aprendizaje y, permite darte una oportunidad para decirle a tus amig@s de tus gustos.

Mi amigo tiene un problema y nadie más lo sabe ¿qué hago?

Mucho se habla de la confidencialidad y de no romper secretos con los amig@s. Hay veces en las cuales una alarma interna podrá activarse para señalar que algo, por muy secreto que sea, está haciendo daño a quien lo guarda, y peor aún, está afectándote también a ti por querer ayudar y no saber cómo.

Si la integridad física y/o psicológica de tu amig@ está en peligro, o su vida, es importante que primero hables con él ó ella y le digas que romper la confianza por un bien mayor es necesari@ para poder ayudarle.

Algunos consejos:

  • Intenta hablar con tu amig@ de las posibilidades de pedir ayuda a alguien más, muchas veces el primer paso para solucionar algo, es tener que contar con la ayuda de los otr@s.
  • Ayuda a tu amigo a pensar cuáles podrían ser las opciones más cercanas para buscar ayuda, a lo mejor alguien que conozcan como un profesor, uno de los padres o un hermano mayor o alguien de su entorno familiar.
  • Si no conocen a alguien que pueda ser de ayuda, pueden pensar en alguna institución que esté relacionada con el tema.
  • Si tu amig@ simplemente niega recibir ayuda, puedes pensar tú en algún adulto a quién contarle, para así buscar mejores opciones.

¿Está bien que entregue mis claves de internet?

Muchas veces la amistad comprende compartir momentos y/o expresar el afecto por los otr@s de diversas maneras, una es haciendo cosas puntuales, pero ¿cómo saber si es correcto o no tener que ceder a situaciones que para los otr@s muchas veces llamen “pruebas de amistad”?. Un aspecto muy claro, es que lo que un amig@ nos pide, no sea algo que transgreda nuestros intereses y espacio propio de intimidad.

La intimidad y privacidad, son dos aspectos que dan a entender que cada persona tiene derecho a querer reservar cierta información para sí mismo, siempre que no dañe a otros. Por ejemplo si tienes claves de seguridad para entrar a tus cuentas de correo, o cualquier perfil virtual es importante que sólo tú manejes tus contraseñas, ya que esta acción responde a comunicar que hay información que es personal y los otros deben respetar.

Algunos consejos:

  • Es importante que puedas expresar con respeto que hay cosas que deseas compartir y otras no; decidir esto y aceptarlo es respetar tus propios intereses.
  • Puedes dar a entender esto con ejemplos y poner a tu amig@ en la posición que tú estás, así podrá sentir y comprender que generar espacios de intimidad y privacidad con uno mismo, es también respetarse a sí mismo.
  • La libertad de elegir que se quiere compartir es un derecho que todos tenemos y debemos respetar.

Mis papás se van a separar

La decisión que los padres toman al tener que separarse, inevitablemente afecta a todos los miembros de la familia, la sensación de inseguridad e incertidumbre que produce la noticia, requiere de un proceso de “asimilación” y “adaptación” a la experiencia. Respecto al proceso es bueno poder tener una conversación con ambos padres y preguntar todas las dudas que tengas.

Es importante que consideres que sentimientos de rabia, decepción o tristeza son completamente normales y responden a la situación de inestabilidad que estás viviendo. Hay que considerar que los padres se separan por situaciones que les competen a ambos, como pareja, y no por sus hijos.

Algunos consejos:

  • Es normal si te sientes irritable o con rabia, si tienes quiebres emocionales, o incluso si te sientes decepcionad@.

Poner atención si te sientes agresiv@ (agresiones verbales y/o físicas a otros), tienes sentimientos de tristeza que no cesan o llanto excesivo, o si sientes culpa constante, como por ejemplo sentir que eres el responsable de la decisión de tus padres.

Maltrato Físico

El maltrato físico es cuando alguien te hace daño con intención. Puede ser golpearte, tirarte el pelo o las orejas, zamarrearte, empujarte, patearte, morderte, ahorcarte, hacerte tragar cosas dañinas, o también golpearte, quemarte o herirte con algún objeto.

Nadie tiene derecho a tratarte así. No importa lo que hayas hecho, ni quién sea esa persona, incluidos tu papá y mamá. Además si esa persona tiene poder sobre ti o está a cargo tuyo eso se llama ABUSO y no está permitido por la ley.

Cuando has sufrido maltrato por mucho tiempo, es probable que pienses que es normal o correcto. Puede que te hayan dicho que es tu culpa, que lo mereces o que es por tu bien, pero no es así!). El maltrato te hace daño y nadie tiene derecho a dañarte.

Además no sólo afecta tu cuerpo, también tus emociones y pensamientos. Puede que te sientas triste, asustad@, sol@, ansios@, pienses en hacerte daño, te avergüence que se sepa, que empieces a ir mal en el colegio, que no puedas dormir bien o pienses en escaparte. Nadie tiene porqué hacerte sentir así. Tienes derecho a estar y sentirte segur@.

¿Qué puedo hacer?

Quizás hayas intentado formas de mantenerte a salvo como obedecer lo que te pidan o evitar a la persona que te maltrata. Sin embargo, esto no va a lograr parar el maltrato. Para ello es importante que puedas contarlo a algún adulto en el que confías y que pueda protegerte. Podría ser alguien de tu familia como tus abuelos, o alguien del colegio. Es aconsejable que elijas un momento en que esa persona no esté muy ocupada y pueda darte tiempo. También puedes practicar antes qué decirle para explicarte mejor. Si por alguna razón esa conversación no funciona como quieres, puedes intentarlo de nuevo o buscar otra persona. No estás sol@ en esto! Siempre puedes llamarnos para apoyarte en encontrar ayuda y protección.

Si en algún momento estás en riesgo o alguien te está maltratando, llama al 147 de carabineros, quienes pueden ir hasta tu casa para protegerte. Por ley tienes derecho a ser protegid@ si alguien te maltrata.

¿Cómo detectar la violencia en el pololeo?

Si estás en una relación amorosa, esta debiera hacerte sentir bien, querid@, respetad@. Es normal tener problemas o discusiones, pero Si te sientes asutad@, humillad@ o controlad@. ¡Ten Cuidado!

La violencia en el pololeo puede ser física, psicológica o sexual. Es violencia:

  • Zamarrearte, tomarte fuerte del brazo, golpearte.
  • Humillarte, insultarte, gritarte.
  • Controlar con quién y dónde estás. Elegir tus amig@s o prohibirte salir a solas.
  • Criticar tu forma de pensar, sentir o vestir.
  • Hacerte escenas de celos y acusarte de ser infiel.
  • Obligarte a tener relaciones o prácticas sexuales que no quieres.
  • Pedir tus claves, revisar tu celular, tu Facebook o lo que escribes en internet.
  • Hacerte sentir culpable o amenazarte con hacerle daño a alguien o suicidarse.
  • Negarse a aceptar el término de la relación y acosarte.

Todo esto NO ES AMOR, ni cuidado ni preocupación. ES CONTROL y VIOLENCIA.

¿Cómo Prevenir?

  • Revisa tu relación. Si tu relación está comenzando, conversa de esto con tu pareja.
  • Pon límites. Amar a alguien no es hacer todo lo que el otro quiera. Menos si eso te hace sentir mal.
  • Cree en ti. No te quedes con alguien sólo por no estar sol@.

¿Qué puedo hacer?

 

  • ¡Pide Ayuda! Conversa con tus amig@s y en especialmente con un adulto en el que confíes.
  • ¡No te engañes! Luego de los episodios de violencia tu pareja puede prometer cambiar y portarse bien un tiempo. En casi todos los casos la violencia vuelve.
  • ¡No te arriesgues! Es mejor, por tu seguridad, terminar a tiempo una relación que puede hacerte daño.

 

Si estás muy asustad@ de terminar la relación, conversa con un adulto un plan para protegerte. Si te han amenazado puedes realizar una denuncia en carabineros y pedir protección, en la comisaría o llamando al 147.

¿Qué es el bullying o acoso escolar?  

El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado que recibe un niñ@ por parte de uno o más compañer@s, que se comportan con él o ella cruelmente con el objetivo de someter y asustar, con vistas a obtener algún resultado favorable para los acosadores o simplemente por diversión.

El bullying implica una repetición continuada de las burlas o las agresiones y puede provocar la exclusión social de la víctima.

Características del Bullying:

  • Suele incluir conductas de diversa naturaleza (burlas, amenazas, agresiones físicas, aislamiento sistemático, etc.).
  • Tiende a originar problemas que se repiten y prolongan durante cierto tiempo.
  • Suele estar provocado por un alumn@, apoyado por un grupo, contra una víctima que se encuentra indefensa.
  • Se mantiene debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean a los agresores y a las víctimas sin intervenir directamente.
  • La víctima desarrolla miedo y rechazo al contexto en el que sufre la violencia; pérdida de confianza en sí mismo y en los demás y disminución del rendimiento escolar.
  • Disminuye la capacidad de comprensión moral y de empatía del agresor, mientras que se produce un refuerzo de un estilo violento de interacción.
  • En las personas que observan la violencia sin hacer nada para evitarla, se produce falta de sensibilidad, apatía e insolidaridad.
  • Se reduce la calidad de vida del entorno en el que se produce: dificultad para lograr objetivos y aumento de los problemas y tensiones.

Tipos de Bullying:

Podemos hablar de varios tipos de acoso escolar que, a menudo, aparecen de forma simultánea:

  • Físico: empujones, patadas, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.
  • Verbal: insultos y motes, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc. Es el más habitual.
  • Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.
  • Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

Si tienes dudas o piensas que te hacen bullying puedes hacer una denuncia junto a un adulto. Ingresa a la Superintendencia de educación en este link https://www.supereduc.cl/atencion-ciudadana/

Tengo problemas con un profesor

Los profesores cumplen un rol fundamental en el aula, sobre todo lo que se refiere al proceso de aprendizaje. También es esperable que tengan tiempo y predisposición para conversar con los alumnos, cuando éstos requieren su orientación. Si sientes que tu profesor se escapa de un rol de educador y orientador, muchas veces atribuyendo una actitud de crítica constante, no constructiva, o bien te hace sentir mal, es importante entonces que consideres varios puntos:

  • El profesor te ha agredido verbal o físicamente.
  • El profesor se burla de ti frente al resto de la clase.
  • El profesor está en conocimiento de que te molestan y no hace nada al respecto.
  • Sientes que evita entablar un diálogo.
  • Temes a tu profesor.

Si están presentes algunas de las situaciones anteriores es importante que consideres conversar de esto con uno de tus padres y ponerlo en conocimiento de la situación, además puedes pedir ayuda con el orientador del establecimiento. Si persiste tu duda y/o temor puedes también, junto a un adulto hacer una denuncia a la Superintendencia de educación en este link https://www.supereduc.cl/atencion-ciudadana/

Pienso que mi vida no vale la pena

Muchas veces se presentan en la vida situaciones que dan pie a sentimientos de tristeza o desesperanza. La pérdida afectiva de un ser querido (padres, familiares, amig@s, mascotas) puede ser razón para sentir tristeza, o bien algo que esté pasando en el hogar (duelo de los padres, peleas entre ellos, etcétera) son situaciones que pueden afectar el estado de ánimo, como así también la sensación de carencia afectiva por parte de los padres, pareja o familiares. Poner atención si te sientes:

  • Sentimientos de infelicidad (tristeza y llanto).
  • Insatisfacción constante (pérdida de interés).
  • Perspectiva de futuro negativa.
  • Cansancio y pérdida de energía.
  • Desánimo, no hay ganas de salir.
  • Deseos de morir.

¿Qué puedes hacer?

Buscar ayuda, cuéntale a alguien que sea de tu confianza.

Con ayuda te darás cuenta que hay muchas cosas que pueden mejorar la situación.

El suicidio nunca jamás es la mejor opción.

 

Si necesitas hablar con alguien también puedes llamar a Salud Responde (600 360 7777) del Ministerio de Salud http://web.minsal.cl/salud-responde/

¿Qué es el cyberbullying?

El Cyberbullyng es cuando una persona usa el internet, el chat, el email u otros medios tecnológicos para molestar, amenazar, o humillar a otro.

¿Cómo Cuidarme?

  • No compartas tus contraseñas con nadie más y ten un perfil seguro en las redes sociales como Facebook.
  • Antes de subir una foto o publicar información piensa si quisieras (quieres) que cualquiera viera esa información, incluidos tus papás. Recuerda que una vez en la red la información se puede copiar mil veces y no borrar.
  • Sólo hazte amigo en las redes sociales de tus verdaderos amigos, gente que conoces y confías.

“Me están molestando por internet o a mi teléfono”

Ser víctima de cyberbullying puede ser una experiencia muy difícil. Te puedes sentir asustad@, avergonzad@, que todo el mundo está en tu contra, pero… Recuerda!:

Lo que te está pasando es totalmente injusto. No lo mereces.

  • Nadie tiene derecho a hacerte daño.
  • No son soluciones dañarse a sí mismo o salir corriendo.
  • No estás Solo. Hay quienes te pueden ayudar a que las cosas mejoren.
  • No es para siempre.

¿Y qué hago?

  • Convérsalo con un(a) amig@, un adulto de confianza.
  • Toma pruebas, como una captura de pantalla del mensaje.
  • Repórtalo. La mayoría de las redes sociales tiene formas de reportar contenidos ofensivos.
  • Bloquea a la(s) persona(s) que te están molestando.
  • No contestes ningún mensaje que sea ofensivo o mal intencionado.
  • No contestes llamadas de números desconocidos.
  • No aceptes presiones.
  • Si cambias de teléfono sólo compártelo con tus reales amigos y personas de confianza.

Si tienes dudas o piensas que te hacen cyberbullying puedes hacer una denuncia junto a un adulto. Ingresa a la Superintendencia de educación en este link https://www.supereduc.cl/atencion-ciudadana/

Sexting

El Sexting es mandar o recibir fotos, videos o mensajes personales con contenido sexual a través de internet. Por ejemplo, mandar por mensaje de texto una foto tuya desnud@, en ropa interior o en alguna actividad sexual.

Entendemos que compartir esta información puede hacerte sentir sexy, que quizás te sientas presionad@ porque “todo el mundo” lo hace, no quieres parecer “cartuch@” o porque tu pareja te lo pide. O quizás quieres seguir manteniendo una relación sexual con alguien que está lejos o porque simplemente es divertido y excitante. Puede haber muchas razones. Sin embargo podrías arrepentirte de subir a la red algo tan íntimo.

Antes de subir una foto, video o mandar un mensaje, piensa:

  • En la red cualquiera podrá verlo. Incluso tu familia ¿Realmente quieres que todos puedan ver esa foto tuya?
  • Una vez en la red, no lo podrás borrar. Tampoco controlar cuantas veces se copie y se envíe.
  • Aun cuando sólo lo compartas con una persona en la qué confías, si la relación cambia o se termina esa persona podría subirlo a la web y hacerlo público.
  • Aun cuando te muestres por una cámara web (ej. Skype) sin grabarte, el otro puede tomar una foto tuya fácilmente.

 

Y Recuerda! Nadie tiene derecho a presionarte a enviar una foto o video íntimo tuyo. Tú decides lo que haces con tu cuerpo. Nadie más. Si alguien te lo pide, aunque sea tu polol@ o aunque te haya mandado una foto íntima de sí mism@ puedes decir que NO. Si alguna persona te molesta mucho puedes bloquearlo. Y si es un mayor de edad, puedes denunciarlo al 134 de Cibercrimen PDI.

No sé si estoy embarazada

Si has tenido relaciones sexuales, en especial sin protección (anticonceptivos, condón) es posible que hayas quedado embarazada. Entendemos que esto puede asustarte y quizás quieras evitar el tema, pero el primer paso es confirmar si estás o no embarazada.

¿Cómo sé si estoy embarazada?

Algunos síntomas típicos te pueden hacer sospechar que estás embarazada. Algunos son muy parecidos a los que sientes durante el período, pero más intensos. Estos son; ausencia (retraso) de la regla o período menstrual, sensibilidad en los pechos, nauseas, cansancio y sueño, leve sangrado vaginal (por implantación del bebé en el útero), hacer pipí más veces, aumento temperatura normal del cuerpo, aumento apetito, cambios de humor. Sin embargo, estos síntomas no siempre aparecen o podrían deberse a otras razones, por lo que siempre es necesario confirmar con un test.

Puedes comprar un test de embarazo en las farmacias. Estos test son muy confiables, funcionan con unas gotas de pipí y obtienes al resultado a los pocos minutos. La mayoría de los test no detecta un embarazo antes de las 2 semanas de atraso en la regla, o sea algunos resultados negativos podrían ser embarazo. Pero si te sale positivo es 99% seguro que así sea. Puedes también confirmar tu embarazo con una matrona o doctora en el consultorio o centro de salud al que vas.

¿Qué hago si sale positivo?

Entendemos que a tu edad el saber que estás embarazada puede causarte muchas emociones diferentes como miedo, alegría, ansiedad, rabia, y que seguramente tendrás mil preguntas dándote vuelta, en especial sobre cómo enfrentar la situación con tus padres, tu colegio y sobre tu futuro. Todo esto es esperable y ya habrá tiempo para conversar sobre todo eso.

Debes saber que en Chile la opción es tener al bebé. El aborto es ilegal y los lugares donde estos se realizan, por ser clandestinos, no son seguros y podrías arriesgar tu salud e incluso tu vida. Lo que existe una vez que el bebé nazca es poder entregarlo en adopción, pero para ello aún tienes mucho tiempo para tomar una decisión.

Lo importante, durante este período, es que comiences a cuidar tu salud, asistas a los controles médicos y te dejes acompañar por las personas que te quieren.

Voy a ser mamá adolescente

Estar embarazada a tu edad puede ser algo confuso. Es normal que puedas sentirte asustada, enojada y también a la vez contenta. Puede que tengas mil dudas. Estar embarazada es un estado especial que requiere que te cuides y te dejes apoyar. Durante el embarazo es necesario que cuides tu salud. Alimentarte de forma saludable, dormir bien, dejar de fumar o ingerir alcohol y drogas si es que lo estabas haciendo. Así tu bebé tiene más posibilidades de nacer bien. Por ello, es importante que asistas a tus controles médicos y que sigas las indicaciones que te den.

No tienes que vivir tu embarazo y maternidad sola. Hay muchas opciones para acompañarte y ayudarte en este proceso. Apóyate en las personas que te quieren así como en el papá del bebé. Quizás en un principio sea difícil comunicar la noticia o el apoyo no sea el que esperabas, pero con el tiempo las cosas suelen mejorar. Si estás complicada con contar la noticia ya sea al papá del bebé o a tus padres.

Desde el Estado, existen algunos programas que pueden ayudarte con:

  • El ser mamá y los cuidados de tu bebé: El Chile Crece Contigo, es un conjunto de programas de apoyo gratuito al que accedes con el primer control de tu embarazo en el consultorio. (crececontigo.gob.cl)
  • Continuar o Retomar tus estudios. Mientras estudias, una sala cuna de la JUNJI (www.junji.gob.cl) puede cuidar de tu bebé. Si estás teniendo problemas personales o en tu colegio para seguir estudiando la JUNAEB (www.junaeb.cl 6006600400) tiene un programa (PARE) para ayudarte con ello. También puedes hacer consultas o denuncias al MINEDUC (6006002626 ayudamineduc.cl)

También si no cuentas con el apoyo de tu familia, existen organizaciones que entregan apoyo a jóvenes embarazadas en tu situación.

No sé si tener o no sexo con mi polol@

Durante la adolescencia es normal tener deseos, dudas y curiosidad sexual. Cuando pololeas esas ganas aumentan por el cariño y el deseo de más intimidad. El sexo es más que la penetración (coito). Involucra tus emociones y distintas formas de contacto que parten con las caricias y los besos, para luego ir hacia caricias más íntimas, contacto con y sin ropa, hasta el coito. Si vas a tener relaciones sexuales te mereces una buena experiencia. Por eso es importante saber si estás preparad@, evaluar tu pololeo y considerar los riesgos.

Estar Preparad@:

En Chile la ley considera que a los 14 años ya puedes decidir sobre esto. Creemos que antes de esa edad no es recomendable. Eso no significa que después de los 14 estés preparado. Es importante:

  • Conocer qué quieres, qué temes y qué sientes por tu polol@.
  • Conocer tu cuerpo, que sepas que te gusta y no.
  • No estar presionad@. Algunas presiones son: a) Tus amig@s ya lo han hecho y cuentan sus experiencias; b) Te da vergüenza ser considerad@ cartuch@, o quieres sentirte grande; c) Miedo a que tu polol@te termine o se vaya con otr@ si no aceptas; d) Te dicen que hacerlo es para demostrar que realmente hay amor.

Evalúa tu pololeo:

  • En la relación sexual muestras mucho de ti: Estás desnud@, muestras tus emociones, puede que las cosas no resulten bien o no “rindas” como esperabas. Debes estar segur@ que tu polol@ no se va a burlar, no te va a obligar a hacer cosas que no quieres, te va a tratar con cuidado, va a parar si te arrepientes y no va a contarle a otros lo que pase.
  • Saber que la relación seguirá después del coito. Eso disminuye el temor a sentirte usad@ y a que no salga bien a la primera (tendrán otras oportunidades) o que la relación se termine luego del sexo.
  • Haberse ido conociendo en lo sexual. Lo ideal es que las relaciones sexuales sean un paso natural después de un tiempo de besos y caricias cada vez más íntimas. Eso ayuda a que haya menos nerviosismo y que sea más agradable porque ya saben lo que al otro le gusta.

Riesgos:

  • Aun cuando uses métodos anticonceptivos (condón, pastillas) podría suceder. ¿Estás dispuest@ a asumir un embarazo? ¿Quieres compartir la parentalidad con esa persona?
  • Infecciones de trasmisión sexual: Los métodos anticonceptivos no te protegen de todas las enfermedades. Hay infecciones que son graves y se pueden llevar de por vida como el SIDA; la Sífilis o el Papiloma Humano.
  • Algunos jóvenes luego de la relación sexual se sienten vacíos, sucios, usados, avergonzados, y se arrepienten. También sucede que se hace más difícil si el pololeo termina. Es normal, pero menos probable si has considerado las recomendaciones anteriores.

 

Si tienes muchas dudas o te sientes presionad@, es mejor que lo converses con tu polol@ y esperes un tiempo. Si te quiere y la relación es firme. Te esperará. Por mientras existen muchas formas en las que se pueden entregar placer sexual sin penetración, y que fortalecerán la relación.

No sé si me atraen hombres o mujeres

Es posible y normal que puedas sentirte confundid@ al respecto. La orientación sexual, es decir si te sientes atraíd@ por alguien de tu mismo sexo (homosexual), del sexo contrario (heterosexual) o por ambos sexos (bisexual) a veces toma tiempo. En la medida que vayas conociéndote mejor, se aclarará. Lo importante es que recuerdes que cualquiera de las 3 alternativas está bien.

Algunas cosas pueden ayudarte a conocerte mejor. Puedes observar:

  • Tus reacciones. Cuando vez chicas o chicos con ropa ajustada, o sexy, ¿te quedas mirando o te pone más nervios@ un hombre o una mujer? O por ejemplo, ¿Si estás en un camarín, te pone más incómod@ que la mayoría al desvestirte o te dan ganas de quedarte mirándoles?
  • Tus afectos. ¿Estás sintiendo algo realmente especial por una chiquilla o un chiquillo, alguien que mantenga tu cabeza ocupada todo el día y con quién quieras pasar el tiempo? Si te ha pasado esto otras veces, ¿Ha sido con un hombre o mujer?
  • Tus fantasías. Cuando estás pensando en besar o tocar a alguien ¿Aparece un hombre o una mujer en tu imaginación?
  • La respuesta de tu cuerpo. Desde la adolescencia tu cuerpo también comienza a responder a tus fantasías o a las personas que te resultan atractivas. Puede que sientas sensaciones físicas nuevas en tus zonas íntimas. ¿Cuándo te pasa esto, es ante la proximidad de un hombre o una mujer?

Si nada de esto lo tienes claro, es que quizás aún no has comenzado a sentirte atraíd@ sexualmente hacia otras personas o que quizás no necesariamente siempre te atraen las personas de un mismo sexo. Recuerda que tienes tiempo para conocerte, pero para conocerte también puede ser necesario atreverte a acercarte a quién te está siendo atractiv@, y observar qué le sucede a tus pensamientos, a tus emociones y a tu cuerpo.

Me atrae alguien de mi mismo sexo

Ser gay, lesbiana o bisexual es perfectamente normal. No es una enfermedad. No es algo que tú elegiste. Uno no elige quién le atrae, simplemente sucede. Recuerda que nadie tiene derecho a juzgarte o hacerte sentir mal por ello. Sin embargo como aún en nuestra cultura hay mucho prejuicio, podrías enfrentarte a las siguientes dificultades:

  • Sentir que tienen algo malo o sucio en ell@s mism@s. Es normal sentirse así si te educaste en un ambiente que considera ello (que ello es) malo, pero recuerda que eso NO es así.
  • Tener miedo al rechazo social, y por tanto esconderte fingiendo ser alguien que no eres o manteniendo tus relaciones con el mismo sexo a escondidas. Eso es injusto contigo mism@. Tienes todo el derecho a vivir con libertad tal como eres.
  • Tener que enfrentar el prejuicio y la discriminación. Esto puede traerte malos momentos como amenazas, rechazo, y hacerte sentir triste o deprimid@. NO puedes permitir eso, la sociedad es la que tiene que cambiar. No es fácil ser homosexual o bisexual pero puedes ir aprendiendo a defender tus derechos y hacerte respetar.

¡Busca Apoyo!

  • No tienes que vivirlo sol@. Contar a otros suele aliviar y te permite ver que hay otras posibilidades para enfrentar el tema y vivirlo bien.
  • Apóyate en tus amigos y en las personas que son más abiertas frente a las personas que se sientes atraídas por su mismo sexo.
  • Busca personas que tengan la experiencia y apóyate en ellos para resolver dudas y sentirte acompañad@.
  • Si lo estás pasando muy mal, te sientes muy ahogado, confundido, con temor, triste o deprimido busca ayuda de un(a) psicólog@.

Si necesitas ayuda te recomendamos visitar https://todomejora.org/

Salir del Closet

Las personas llaman “salir del closet” al proceso de reconocerse gay, lesbiana o bisexual, y asumirlo públicamente. Este proceso es necesario porque tienes todo el derecho a vivir tu sexualidad y vida de pareja libremente. Es ser honest@ contigo mismo y con los demás, pero puede ser difícil.

No tiene que ser ahora. No tienes que contarlo de una vez a todo el mundo. Contarlo es un proceso que va de a poco, en la medida que te vas sintiendo preparad@ para ello, más cómod@ con la situación y más segur@ de ti mism@. Parte de lo más fácil a lo más difícil.

Algunas ideas:

  • El primer paso es aceptarlo contigo mism@. Por eso recuerda que ser homosexual o bisexual está bien.
  • Prueba buscando personas que sean más abiertas respecto al tema y que te quieran mucho para contarles.
  • Puedes probar como las personas aceptan o no a las personas con orientación homosexual o bisexual poniendo el tema como una conversación general (no referida a ti mism@) y observar sus reacciones.
  • Cuando ya tengas un grupo de personas que te apoyan, y te sientas más fuerte, prueba abrirlo con los demás.
  • Si conoces a algún(a) homosexual o bisexual acércate a conversar tus preocupaciones
  • Contar no requiere que des explicaciones o justificaciones de tu orientación, es simplemente declararlo. Cuenta lo que tú quieras contar de este proceso.
  • Toda la gente funciona diferente y a veces reacciona para bien o mal, de manera que tú no esperas. Hay algunos que te aceptarán inmediatamente y otros que necesitarán más tiempo.

 

Si necesitas ayuda te recomendamos visitar https://todomejora.org/

No sé cómo hacer para cuidarme

Es importante tener en cuenta que hay diferentes opciones, respecto a los métodos anticonceptivos. Por otro lado está el acceso a éstos. Respecto a los primeros se pueden mencionar tres tipos a) anticonceptivos de barrera (Preservativo masculino o condón, efectividad del 99% previene el embarazo y las ETS enfermedades de transmisión sexual y en mujeres el dispositivo intrauterino, efectividad del 99% previene el embarazo pero NO protege contra las ETS). B) anticonceptivos hormonales (orales, inyectables, en parches o anillos vaginales, evitan la ovulación, NO protegen contra las ETS). El acceso a éstos, a veces, puede tornarse una preocupación, si existen además dudas respecto a cómo hacerlo.

Es importante SIEMPRE consultar a un especialista y evitar AUTOMEDICARSE (Anticonceptivos hormonales). Los preservativos puedes adquirirlos en farmacias o supermercados, independiente de tu género. Más vale prevenir y ser precavido.

¿Dónde puedo consultar?

Si te atiendes en el consultorio por FONASA puedes hacerlo con la matrona, si es por ISAPRE puedes hacerlo con un médico ginecólogo.

También existe la siguiente opción: Si tienes menos de 19 años y necesitas orientación para comenzar un tratamiento anticonceptivo puedes hacerlo en el Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente de la Universidad de Chile (CAMERA) ubicada en Avenida Profesor Zañartu 1014, comuna de Independencia, y cuyas citas se piden personalmente o al teléfono 29786487., se atiende por bonos FONASA o ISAPRE.

Tengo derecho a participar, opinar y ser escuchado

El derecho a ser escuchado es un derecho de todos l@s niñ@ y adolescentes. Es tan importante como tus otros derechos (Tanto como estudiar!). Además, es un requisito para el respeto de tus otros derechos. Si no puedes decir lo que te pasa y lo que piensas ¿cómo podrías pedir ayuda o denunciar cuando alguien te pasa a llevar?

Significa el derecho a opinar y ser escuchado en TODO aquello que tiene algo que ver con tu vida:

  • Tus opiniones sean escuchadas y tomadas en serio. Que tengas una respuesta o suceda algo con tu opinión.
  • Haya respeto en las conversaciones con los adultos. Tus ideas son tan importantes y valiosas como las de los adultos.
  • Puedas participar y aportar con tus ideas a mejorar cosas de tu comunidad y país, como por ejemplo las políticas públicas orientadas a los niños.
  • Haya disponibles espacios para participar y opinar.
  • Te informen de lo que pasa y tiene que ver con tu vida para decidir bien.
  • Puedas opinar respecto a decisiones que se toman sobre tu vida, por ejemplo tu cuerpo y tu salud.

En los tribunales, cuando se toman decisiones que afectan tu vida tienes derecho a:

  • Ser escuchado por el juez.
  • Que te faciliten formas de expresarte si tienes alguna dificultad, como por ejemplo una discapacidad.
  • Puedas hacer valer tu opinión a través de una persona de tu confianza cuando no quieres expresar directamente lo que piensas.
  • Que no se te presione a opinar. Es un derecho. No una obligación.

Ser escuchado, no significa que se tenga que hacer lo que quieres. Eso depende también de lo que es posible y que sea lo mejor para ti, de forma de poder cuidar tus otros derechos. (eso se llama “interés superior del niño”).

Revisa cuales son tus derechos, es importante que los conozcas! Ingresa a este link http://www.crececontigo.gob.cl/tema/derechos-del-nino-y-la-nina/

Derecho a ser protegido contra el maltrato

Tod@s l@s niñ@s y adolescentes tienen derecho a ser protegidos cuando sufren maltrato y nadie tiene derecho a maltratarte. El Estado tiene la obligación de protegerte si esto sucede.

¿Con quiénes puedo hablar para que me ayuden?

  • Los primeros encargados de cuidarte son tu papá y tu mamá (o la persona que te cuida), por tanto a ellos debes pedir ayuda. Si son ellos los que te maltratan hay otras personas que pueden escucharte y ayudarte, como por ejemplo algún otro adulto de tu familia o del colegio en quién confíes.
  • Algunas personas están obligadas a escucharte y hacer algo para protegerte: Los carabineros, puedes acercarte personalmente o llamar al 147; Los profesores, director u orientadores de colegio; Las personas que trabajan en los consultorios o centros médicos, como l@s doctores, enfermer@s, psicol@gos, con quienes puedes hablar de forma confidencial y también pedirles ayuda; Y cualquier otra persona que trabaje para el estado (en las municipalidades, ministerios, tribunales, etc.).

¿Qué tendría que pasar si le cuento a estas personas?

Probablemente se hará una denuncia (algunas de esas personas están obligadas a hacerlo). Dependiendo, si no hay mucho riesgo para ti o el maltrato no es grave, se buscarán maneras de ayudarte orientando a tus padres para tratarte mejor o solicitando ayuda psicológica y social para ti y ellos. Si no funciona, pueden pedir ayuda a otras instituciones:

  • La OPD, que se encarga de detectar situaciones de maltrato. Ellos evaluarán la situación y elegirán la mejor alternativa para protegerte.
  • Denuncia en Tribunales para que un juez decida cómo protegerte. El juez, luego de conocer lo que te pasa y escucharte, puede: Derivarte a un(@) psicólog@ para que te ayude a sentirte mejor; Derivar a tus papás a un programa de ayuda; Buscar otra persona, familia o centro que pueda cuidarte y con la que puedas estar más segur@ y ser bien tratad@; Prohibir que la persona que te maltrata vuelva a hacerlo, o que se acerque a ti.

 

En caso de que te estén maltratando de forma muy grave y que estés en riesgo, lo mejor es siempre denunciar la situación para poder protegerte. Si estás en riesgo lo más rápido es que llames gratis al 147 de carabineros, quienes incluso pueden ir a buscarte a donde estés a cualquier hora.

SUBIR